I. Pedro Figari en hipertexto

Diferencias

Muestra las diferencias entre dos versiones de la página.

figari:obra:literatura:una_manana_en_la_nacion_junio_1926_paris.pdf [2018/07/12 13:50]
arodriguez
figari:obra:literatura:una_manana_en_la_nacion_junio_1926_paris.pdf [2018/07/12 13:56] (actual)
arodriguez
Línea 31: Línea 31:
  
 Lo primero que habría de decir, disimulando una sonrisa zumbona, y aun despectiva, es: ¡puro extranjero! . . . Lo primero que habría de decir, disimulando una sonrisa zumbona, y aun despectiva, es: ¡puro extranjero! . . .
 +
 De seguro que habría de llamar su atención, esta forma de andar, de andar a caballo. Las mujeres enhorquetadas como hombres, y los hombres, echados hacia adelante, estribando corto, y haciendo un movimiento rítmico, inquieto, que habría avergonzado hasta al último de nuestros centauros, los que se acomodan al caballo en actitud dominante, y no como aquí, donde parece que estuvieran examinando la punta de las orejas del mancarrón para saber lo que han de hacer. De seguro que habría de llamar su atención, esta forma de andar, de andar a caballo. Las mujeres enhorquetadas como hombres, y los hombres, echados hacia adelante, estribando corto, y haciendo un movimiento rítmico, inquieto, que habría avergonzado hasta al último de nuestros centauros, los que se acomodan al caballo en actitud dominante, y no como aquí, donde parece que estuvieran examinando la punta de las orejas del mancarrón para saber lo que han de hacer.
  
Línea 37: Línea 38:
 Y no son pocos los sudamericanos que forman en este desfile, como los demás. Y no son pocos los sudamericanos que forman en este desfile, como los demás.
  
-Si aquí, en este des me canónico, apareciera un jinete de los nuestros en un redomón, de cola atada, y con uno de esos aperos que son un Potosí, tengo la seguridad de que todo el mundo se detendría a mirar y a admirar; y no pasaría mucho tiempo sin que se empezara a imitarlo. Sólo habría que esperar a que los caballos echaran cola y crines, para tuzarlos en forma. Tendría esto tanto prestigio como el tango, por lo menos, y, de tiempo en tiempo, se podría ver una buena doma, quizá coronada la fiesta con un buen asado con cuero y una media caña o un pericón con relaciones. Esto, en el Bois, sería un encanto.+Si aquí, en este desfile canónico, apareciera un jinete de los nuestros en un redomón, de cola atada, y con uno de esos aperos que son un Potosí, tengo la seguridad de que todo el mundo se detendría a mirar y a admirar; y no pasaría mucho tiempo sin que se empezara a imitarlo. Sólo habría que esperar a que los caballos echaran cola y crines, para tuzarlos en forma. Tendría esto tanto prestigio como el tango, por lo menos, y, de tiempo en tiempo, se podría ver una buena doma, quizá coronada la fiesta con un buen asado con cuero y una media caña o un pericón con relaciones. Esto, en el Bois, sería un encanto.
  
 Y estas fiestas serían cada vez más criollas y cada vez más elegantes. Y estas fiestas serían cada vez más criollas y cada vez más elegantes.